Derechos Civiles y Mala Conducta Policial  - Adamson Ahdoot LLP

Relación Entre los Derechos Civiles y la Mala Conducta Policial

Vivimos en un mundo lleno de injusticias y el abuso de poder es cada vez más frecuente. En la mayoría de los casos, esta extralimitación da como resultado una violación de los derechos. Aunque la infracción no siempre está relacionada con la policía, la mala conducta de la policía ha generado muchos titulares. Este comportamiento policial inapropiado a menudo resulta en una violación de los derechos civiles.

Los que desafortunadamente han tenido que vivir situaciones marcadas por abusos, maltratos o brutalidad policial, pueden dar fe de ello: las víctimas encuentran sus derechos civiles dañados. Aunque curiosamente existe un pensamiento pesimista a la hora de demandar los actos negligentes policiales, la realidad es que cada vez son más las denuncias que son exitosamente indemnizadas.

¿Alguna vez se ha visto en una situación donde se ha vulnerado sus derechos civiles, ya sea por agentes de la ley, instituciones del estado o personas? ¿Ha vivido un caso de mala conducta policial que ha resultado en lesiones personales? Podemos ayudarle. En Adamson Ahdoot conocemos todas las vías legales para conseguir que su reclamación se vea compensada como se merece.

La mala conducta policial supone una violación de los derechos civiles en Estados Unidos.
La mala conducta policial supone una violación de los derechos civiles en Estados Unidos.

¿Qué son los Derechos Civiles y la Mala Conducta Policial?

Cuando hablamos de derechos civiles, nos referimos a una protección constitucional que garantiza el derecho a la igualdad de trato. En Estados Unidos, la Constitución vela por intereses civiles de todos sus ciudadanos. Su propósito es defender y proteger las libertades frente a cualquier tipo de violación contra un individuo. 

Estos derechos civiles son fundamentales para la sociedad. Con esta protección equitativa, las personas deben ser tratadas de una manera justa y recibir atención apropiada. Además, pueden ser libres de cualquier acción llevada a cabo por entidades gubernamentales.

Dichos derechos pretenden evitar cualquier discriminación que pueda surgir a raíz de diferentes factores que nos definen como persona:

  • Raza o color de piel;
  • Origen nacional;
  • Discapacidad;
  • Edad;
  • Religión;
  • Sexualidad;
  • O sexo/género, entre muchos otros.

Como hemos indicado, los objetivos de estas leyes constitucionales son proteger a los ciudadanos estadounidenses de abusos de poder de individuos o entidades del gobierno. Concretamente, de la mala conducta policial. Esto incluye desde la opresión desmedida, exceder los límites de la autoridad, detención ilegal, falso arresto, brutalidad, discriminación racial, hasta un uso excesivo de la fuerza, entre muchos.

Gracias a estos principios constitucionales, la sociedad tiene derecho a denunciar injusticias discriminatorias. Una resolución exitosa en un caso de comportamiento policial inadecuado puede incluir sanciones punitivas al infractor. Pero, sobre todo, unas indemnizaciones económicas justas por los daños causados a la víctima.

Leyes de Derechos Civiles: Sección 1983

La Ley de Derechos Civiles de Estados Unidos es un estatuto federal decretado en 1871. Se instauró con la finalidad de erradicar la conducta opresiva por parte del gobierno. Uno de los apartados es la Section 42 U.S.C. § 1983. También conocida como la ley de acción civil por privación de derechos. Esta regla hacía que funcionarios públicos, incluido agentes de policía, se vieran obligados a compensar económicamente por el daño o lesiones personales causados al violar los derechos constitucionales de una persona. 

Esta vía legal para responsabilizar a trabajadores del gobierno de acciones anticonstitucionales se puede aplicar en muchos escenarios. Y las demandas no siempre tienen que implicar violencia. No obstante, la mayoría de las denuncias están relacionadas con víctimas que han sufrido una conducta policial inadecuada. El mal comportamiento también puede venir del papel de otros agentes de la ley. Desde empleados de cárceles, guardias de prisión, funcionarios electorales, servicios sociales, hasta líderes de un distrito escolar.

Esta ley está respaldada por la Constitución. Normalmente, cuando una figura que trabaja para una institución estatal o federal viola derechos civiles, también suele infringir dos enmiendas:

  • La Cuarta Enmienda: Protege a las personas de aprehensiones arbitrarias. Es decir, prohíbe detenciones y registros injustificados.
  • La Decimocuarta Enmienda: Protege de la privación ilegal del derecho a la libertad de un ciudadano.

En la ley, se utiliza el término under color of – “bajo el color de la ley estatal” en español, para referirse a individuos que, en representación del estado para el que trabaja, abusa de su autoridad o poder. 

Principio de Inmunidad Calificada Policial

Tras la ley de 1871, donde el Congreso adoptó la sección 1983, también se estableció un principio de inmunidad policial. La doctrina de inmunidad calificada protege a “funcionarios estatales y locales, incluidos los agentes del orden público, de la responsabilidad individual a menos que el funcionario viole un derecho constitucional claramente establecido.”

En otras palabras, la inmunidad calificada policial hace que no se pueda demandar a los policías por hacer su trabajo. Es decir, si los policías están interactuando o interrogando a un sospechoso, no podrán demandar a los agentes.

Civil Rights-Police Misconduct - Police brutality
California pasó la propuesta de Ley BS2 en 2021, castigando la mala conducta policial.

Siempre y cuando los oficiales estén realizando su trabajo correctamente, no supondrá una vulneración de los derechos de ningún individuo. De hecho, la policía tiene autorización para ejercer la fuerza de manera justificada si la situación así lo requiere.

Aunque hoy en día son muchas las voces que han propuesto una modificación o eliminación de la inmunidad calificada, aún no se ha realizado ningún cambio en la legislación federal. La propuesta más reciente que quería abordar tal responsabilidad legal de los agentes del orden fue en 2020. Al no llevarse a cabo, los estados comenzaron a realizar modificaciones en sus leyes estatales. Colorado fue el primero en limitar el uso de la inmunidad calificada como defensa en casos donde se aplique la ley estatal. En 2021, California también incorporó la propuesta de Ley BS2 a su estatuto.

¿Qué es una Demanda Bivens?

Se trata de una demanda de derechos civiles contra un funcionario federal para obtener daños monetarios. Aunque sea bastante similar a la Sección 1983, esta ley se centra en actores que trabajan para el gobierno, así como entidades federales:

  • Agentes de la Administración de Control de Drogas (DEA) o Buró Federal de Investigaciones (FBI).
  • Organismos como el Departamento de Justicia (DOJ), Inmigración y Control de Aduanas (ICE), o Corporación Federal de Seguros y Depósitos (FDIC).

El Gobierno de Estados Unidos Dispone de Organismos Internos Contra el Comportamiento Ilegal de los Agentes del Orden

El propio gobierno de Estados Unidos también cuenta con un organismo que se centra en garantizar protección contra la discriminación ilegal. La Oficina de Derechos Civiles (OCR), como parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de USA (HHS), se creó con el fin de “mejorar la salud y el bienestar de todos los estadounidenses.”

El Departamento de Justicia  de los Estados Unidos (DOJ) también cuenta con una sección donde abordan las leyes de mala conducta policial. Los funcionarios del DOJ pueden realizar una investigación y compartir los resultados con la víctima. No obstante, no actúan para brindar ningún tipo de asesoramiento legal como lo haría un abogado privado.

¿Se Considera la Mala Conducta Policial una Violación de los Derechos Civiles?

Sí. Aunque la brutalidad policial es lo primero que se nos viene a la mente, hay muchas otras formas en las que la policía puede adoptar conductas ilegales. Toda acción de un oficial que termine en una violación de los derechos, ya sea abuso de la fuerza o discriminación, es catalogada como mala conducta policial. 

¿Cuál es la Relación Entre los Derechos Civiles y el Comportamiento Policial Inadecuado con las Lesiones Personales?

Establecer una ley de derechos civiles, es esencial para la sociedad. Gracias a ella, podemos recibir un trato justo e indiscriminado, una atención adecuada y ser libres de acciones de fuerza del gobierno. Ahora, ¿qué pasa si se violan los derechos civiles y, en consecuencia, existen lesiones personales?

La experiencia que se vive un caso de quebrantamiento de los derechos que involucra lesiones físicas puede ser muy intensa. No solo se ven sus principios infligidos, sino que además se reciben heridas que pueden marcarle de por vida. La mala conducta policial, desafortunadamente, está muy relacionada con lesiones personales. De hecho, los casos más conocidos y comunes suelen estar relacionados con violencia física a manos de un agente de la ley. Los casos más frecuentes de mala conducta policial con lesiones personales son:

  • Un uso excesivo e irrazonable de la fuerza;
  • Negligencias en tiroteos;
  • Ataques de perros policiales;
  • Explotación y obligación de vivir condiciones inhumanas;
  • Negación de atención médica;
  • O, abuso físico.
Cualquier acción de un oficial que resulte en violación de derechos, ya sea abuso de fuerza o discriminación, se clasifica como mala conducta policial.

Estadísticas de Violación de los Derechos Civiles por Mala Conducta Policial 

Muchos oficiales de policía arriesgan su vida para proteger al país. El poder legal que tienen sobre el público les convierten en una herramienta clave para mantener un control social idóneo. Igualmente, gracias a ellos se pueden denunciar injusticias donde se han visto derechos civiles quebrantados. 

A pesar del buen hacer policial general, los números no mienten. Aunque la ausencia de datos oficiales es evidente, diferentes agencias e investigaciones privadas han recopilado información acerca de la mala conducta policial. Y la conclusión es clara: los abusos de policías están muy presentes, las denuncias no se hacen públicas hasta muy tarde, y se destina mucho dinero público a las indemnizaciones de las reclamaciones.

Cada año se tramitan miles de quejas donde se involucran a policías que utilizan su autoridad para violar principios constitucionales de otros. Estas denuncias implican a oficiales vulnerando derechos civiles: desde discriminación racial, detención ilegal, uso desmedido de armas y estrategias antidisturbios, así como tortura o abuso sexual, entre muchos casos.

Datos Concretos Sobre Raza y Género

Gracias a la investigación realizada por PNAS, utilizando datos de 2013 a 2018, pudimos saber estimaciones de accidentes por edad, raza y género. El análisis muestra claramente una desigualdad hacia las personas de color: tienen casi el doble de probabilidades que los hombres blancos de ser asesinados a manos de la policía. 

La edad adulta-joven es la más habitual para estos incidentes. El documento indica que de cada 100 000 ciudadanos afroestadounidenses, 96 mueren por mala conducta policial. Por el contrario, las personas blancas ven su media reducida casi a la mitad: 39 muertes de cada 100 000.

En 2019, La Universidad de Rutgers publicó un estudio que mostraba quela violencia policial era la principal causa de muerte de hombres jóvenes en el país. 

No obstante, este número ha vuelto a crecer en los dos últimos años. Tal y como evidencia Mapping Police Violence, hoy en día los ciudadanos afroamericanos tienen un 2.9 más de probabilidad de morir en un accidente por mala praxis policial que una persona blanca. 

Según los datos obtenidos en los primeros cinco meses de 2022, la policía había tomado la vida de un total de 491 personas. Durante ese periodo, tan solo hubo 8 días sin muertes registradas. En comparación con 2021, que tuvo un total de 1,157 muertes, este año ya cuenta con 18 fatalidades más. 

Fuente: Mapping Police Violence. Cifras de 2019.

Resumen de Datos Impactantes sobre la Violencia Policial en los Últimos Años

  • El promedio de violencia policial hacia ciudadanos afroamericanos es de uno cada 40 horas.
  • Los departamentos de policía suelen manejar internamente cualquier caso o indicio de brutalidad y abuso policial.
  • En 2020, los datos de Mapping Police Violence muestran que únicamente un 1% de los agentes negligentes que utilizaron mala conducta fueron acusados. 
  • El mismo grupo de investigación indica que 2021 fue uno de los años más letales.
  • De 1,127 muertos por la policía en 2020, 80 iban desarmados.
  • Según los datos proporcionados por el Sistema Nacional de Estadísticas Vitales, un alto número de policías protagonistas de tiroteos mortales ya habían participado en uno con anterioridad. Concretamente, al menos 14 oficiales formaban parte de 440 casos previos. 5 de ellos ya habían estado en múltiples tiroteos.
  • Una gran parte de tiroteos iniciados por la policía provienen de delitos no violentos.
  • Muchas muertes en tiroteos nacen a raíz de infracciones de tránsito. Como informa The Guardian, la policía ha matado a casi 600 personas por controles rutinarios de tráfico desde 2013. Un 10% de las fatalidades anuales.
  • En 2020 y 2021, la mala conducta policial tomó 97 y 104 vidas de víctimas que estaban en medio de una crisis mental.
  • Un estudio de Journal of Urban Health en 2018 demostró que existe un 40% más de probabilidades de que ocurra un tiroteo en estados con mayor posesión de armas.
  • The Washington Post reveló que, desde 2015, los afroamericanos representan casi el 24% de los 6,000 disparos mortales realizados por la policía. La población nacional de ciudadanos afroamericanos es del 14%.

Estadísticas de Mala Conducta Policial en California

El comportamiento policial ilegal también tiene una fuerte presencia en California. Según varios estudios, se ha producido un alto incremento de muertes por negligencia de agentes de la ley en la última década. Aunque no todas quebrantan los derechos civiles, la realidad es que existe una gran cantidad de ciudadanos que han fallecido por mala conducta policial. En 2021, la policía hizo uso de fuerza en 628 incidentes, resultando en 233 tiroteos y causando 149 muertos.

Los datos, como ocurre con las cifras nacionales, son devastadores. De acuerdo con los informes del PPIC, hay un promedio de 195 muertes provenientes de las fuerzas del orden público en California cada año. La estadística de los últimos seis años en el estado refleja el aumento de violencia policial. Como compartió el Departamento de Justicia de California, el total de fallecidos desde 2016 es de 1,000 fallecidos.

Sin ir más lejos, tal y como muestra el seguimiento de Mapping Police Violence, la policía ha matado a 51 civiles en los primeros cinco meses de 2022. Sin embargo, a diferencia con la media nacional, este periodo registra 17 muertes menos que en 2021. 

En California, las personas negras tienen más probabilidades de ser asesinadas que las personas blancas, superando el promedio nacional, con un 3.6 veces. Igualmente, también tienen tres veces más posibilidades de resultar gravemente heridos o baleados.

Entre los datos más impactantes destaca el alto número de víctimas provenientes de controles policiales. Hasta un 15% de heridos o muertos por conducta inapropiada de oficiales surgen tras parar vehículos o de peatones de manera rutinaria.

Los Tiroteos, la Causa Más Común de Negligencia Policial en California

De todos las muertes negligentes originadas por la policía, los tiroteos son la causa más común. Concretamente, se producen alrededor de 250 disparos contra ciudadanos al año.

Los tiroteos son los casos de comportamiento ilegal de la policía más conflictivos. Como ocurrió con el asesinato de David Ordaz, muchas heridas de balas producidas por oficiales van dirigidos a personas con problemas mentales o trastornos. Exactamente, cuatro de cada diez víctimas heridas por disparos tenían algún diagnóstico relacionado enfermedades psicológicas.

El estudio de PPIC también señala que no en todos los casos de tiroteo el civil implicado en el incidente estaba armado. Mientras un 80% sí llevaba un arma, el 20% restante estaba indefenso. En los casos de víctimas con heridas graves no producidas por un arma, la cifra impacta: alrededor de un 56% iba desarmado.

La duda de muchos residentes es la misma, ¿suelen los oficiales implicados en casos negligentes ser acusados de mala conducta y violación de los derechos civiles? Sí, aunque la mayoría de las demandas no se materializan. Actualmente, el Golden State dispone de más de 78,000 agentes del orden. De este número, aproximadamente 80 son arrestados por conductas policiales indebidas.

Tipos de Violaciones de Derechos Civiles y Conducta Ilegal de la Policía

No todas las vulneraciones de los derechos civiles provienen de la mala práctica de la policía. No obstante, la mayoría surgen por parte de las fuerzas del orden.

Casos más Comunes de Violaciones de los Derechos Civiles:

  • Fuerza Excesiva o Irrazonable/Brutalidad Policial: Suele surgir durante un arresto. Tiene como consecuencias lesiones físicas graves o la muerte. 
  • Abuso de Poder/Autoridad: Un agente de policía se aprovecha de su posición para un determinado beneficio.
  • Falso Arresto: Si un policía no cuenta con una autorización previa de un juez o tiene evidencias suficientes y lógicas, cualquier arresto será ilegal.
  • Detención Ilegal: Se centra en víctimas que han sentido sus derechos constitucionales violados mientras estaban en instalaciones policiales o bajo poder policial.
  • Discriminación: Detener o dirigirse a alguien bajo un pretexto de discriminación; vulnera los derechos civiles del ciudadano. 
  • Persecución Maliciosa: Cargos policiales que se realizan sin fundamento, con la intención de dañar y arruinar la reputación de un individuo.
  • Agresión Sexual: Se producen cuando ha habido acoso o abuso sexual, tanto físico como verbal, así como cualquier acto sexual no consensuado, como violaciones. 
  • Tiroteo Negligente: Agrupa cualquier disparo o tiroteo que cause una fatalidad o lesiones graves cuando la situación no lo requería.
  • Abuso en Prisión: Abusos o acoso sexual, coaccionar a realizar tareas para beneficio de los oficiales, abuso de autoridad, brutalidad policial, uso excesivo de la fuerza, así como discriminación por su condición de presos.
  • Manipulación de Testigos o Manipulación de Pruebas: Cuando agentes tratan de tapar sus propios errores, coaccionando testigos o modificando pruebas. 
  • Ataques de Perros Policía: El agente responsable del perro policía provoca lesiones personales de gravedad a la víctima.
  • Falta de Intervención: Cuando un policía presencia un o delito, y no interviene.
Tipos de Violaciones de Derechos Civiles por Mala Conducta Policial.

Los Principales Incidentes de Vulneración de Derechos Civiles y Comportamientos Policiales Indebidos

En 2021, California era uno de los cuatro estados que no tenía un poder estatal para quitar la licencia a los policías. Sin embargo, ese mismo año el Gobernador Newson impulsó la propuesta de Ley BS2. Este hacía que las fuerzas del orden puedan ser castigadas por malas conductas y negligencias.

En ese momento, las reclamaciones por lesiones personales y muertes indebidas por mala conducta policial empezaron a tomar importancia en el panorama nacional. California, desgraciadamente, es uno de los estados con casos de negligencias policiales más sonados.

La sociedad tiene en cuenta que, en ocasiones, la policía pueda cometer algún error negligente. El problema viene cuando hay numerosos percances, tanto nacionales como estatales, donde los mismos oficiales están involucrados en diferentes casos conflictivos. Eso, por lo tanto, conlleva que una gran cantidad del presupuesto del estado se vea destinado a pagar reclamaciones por daños y perjuicios a víctimas. 

El coste de la mala conducta policial reiterada en Estados Unidos. Fuente: The Washington Post.

Un reportaje de The Washington Post ha sacado los trapos sucios de muchos Departamentos de Policía del país. Según la investigación basada en datos recolectados de la última década en las principales 25 comisarías del país, hubo más de 40,000 desembolsos por casos de negligencias policiales. Estos pagos sumaron un total de $3.2 billones destinados a resolver acuerdos.

Pero, ¿cuántos de esos pagos fueron para casos de miembros de la policía que ya tenían casos de mala conducta a sus espaldas? La repetición de negligencia policial de oficiales costó casi la mitad del total de las reclamaciones, $1.5 billones.

 Algunos Casos y Acuerdos Impactantes de Mala Conducta en California

  • 2005 a 2018. $190 millones. Tal y como publicó The Wall Street Journal en su análisis, Los Ángeles pagó casi $200 millones en resolver casos de comportamiento policial ilegal.
  • 2010 a 2020. $77 millones. El condado de Riverside pagó casi $80 millones en casos de mala conducta policial. Según explica la investigación de The Washington Post, $63 millones fueron por casos de fuerza excesiva y $12 millones por arrestos falsos.
  • 2015 a 2021. $245 millones. Según un análisis de Los Ángeles Times, entre 2015 y 2021, el condado de Los Ángeles destinó más de $245 millones para pagar casos de negligencias del Departamento de Policía.
  • Octubre, 2022. $47 millones por cinco demandas por mala conducta en California. La Junta de Supervisores de Los Ángeles aprobó casi $50 millones de dólares para cinco familias.
    • Timothy Neal ($16M) recibió un disparo por la espalda cuando sufría un brote de esquizofrenia.
    • Eric Briceño ($16.25M) sufría una crisis mental cuando un grupo de policías le pegaron y dispararon con un Taser.
    • Andrés Guardado ($8M) estaba de rodillas con las manos en el suelo cuando un ayudante del sheriff le disparó por la espalda.
    • Pedro López ($5M) fue disparado accidentalmente cuando estaba en el patio de su casa. Ocurrió cuando varios policías perseguían a un sospechoso. 
    • Rufino Paredes ($1.9M) se suicidó mientras estaba bajo custodia judicial cuando sufría problemas mentales.
  • Noviembre, 2022. $3 millones. Ángel Ramos fue baleado fatalmente por la policía de Vallejo. Los agentes falsificaron el informe oficial para cubrir su negligencia.

David Ordaz Jr.: Adamson Ahdoot Lleva el Siguiente Gran Caso de Mala Conducta en California

En marzo de 2021, otra injusticia colmó las portadas de los medios de comunicación. David Ordaz Jr. fue asesinado a tiros por los agentes del orden de Los Ángeles en una grave negligencia policial. La víctima se encontraba en una crisis mental cuando uno de los ayudantes del Sheriff, Remin Pineda, disparó hasta 12 veces cuando Ordaz Jr. ya estaba en el suelo. Tal como se puede observar en las evidencias visuales obtenidas por testigos y la policía, la víctima se encontraba indefensa cuando murió. Lo peor del caso es que los oficiales eran conscientes del problema psicológico de Ordaz Jr. cuando llegaron.

Adamson Ahdoot fue la firma de abogados elegida para representar el caso. Mientras que el proceso legal aún continúa, en noviembre de 2022 hubo novedades. El agente Pineda fue acusado por el fiscal del condado de Los Ángeles, George Gascón, por cargos de asalto de arma de fuego semiautomática y asalto de pretexto de autoridad.

Les mantendremos informados sobre las novedades del caso.

George Floyd, un Antes y un Después en el Panorama Nacional

El caso que hizo que la sociedad se diera cuenta de la gravedad de la mala práctica policial fue el de George Floyd. Ocurrió el 25 de mayo de 2020, cuando un empleado de una tienda de comida informó a la policía que Floyd había comprado un paquete de cigarros con un billete falso de $20. Los policías llegaron a la escena, donde encontraron a Floyd, quien se resistió a ser detenido. El policía responsable de su muerte, Derek Chauvin, colocó su rodilla en el cuello de Floyd durante 9 minutos, mientras este jadeaba y afirmaba no poder respirar. El resto es historia: una brutalidad policial grabada por decenas de personas y visto por millones. En 2022, el oficial Chauvin fue condenado a 22 años de cárcel. La familia de la víctima recibió un acuerdo de $27 millones de dólares.

¿Cómo Pueden Defenderse las Víctimas de Mala Conducta Policial? Conozca sus Derechos

Actualmente, las leyes federales y estatales están del lado del ciudadano. Aunque ha tomado un tiempo implementarlas, las víctimas de brutalidad, abuso o discriminación policial pueden tener la justicia que merecen. Escoger una firma de abogados especialista en casos de mala conducta y recopilar todas las pruebas le ayudará a ganar su reclamación. 

Asimismo, es importante conocer sus derechos civiles antes de comenzar la denuncia. Como hemos indicado, desde 2021 las leyes estatales de California han reducido la inmunidad calificada de los policías. Esto facilitará tramitar una denuncia a contra un empleado del estado

Cómo Denunciar una Violación de los Derechos Civiles o Negligencia Policial

Denunciar cualquier caso de comportamiento ilegal de la policía es la clave para defender los derechos civiles de los ciudadanos. Aunque puede parecer un proceso difícil, solo tiene que encontrar la ayuda adecuada. 

Mientras que es positivo tramitar una queja interna a la agencia, también es vital procesar una demanda por vulneración de derechos civiles por mala conducta policial. Esta denuncia será vital para obtener una indemnización económica por las lesiones personales sufridas. Igualmente, también impondrá sanciones fuertes y daños punitivos al agente del orden protagonista de la negligencia policial. Consiguiendo, desde la inhabilitación, hasta años de cárcel.

¿Cuáles son los Procedimientos a Seguir Para Realizar una Reclamación por Mala Conducta de la Policía?

Desde Adamson Ahdoot, recomendamos construir un caso sólido a través de estos pasos:

  1. Lo primero que hay que hacer es acudir al médico. Incluso si el acoso o abuso ha sido verbal. Conseguir un informe de lesiones fortalece el caso.
  2. Contratar un abogado con experiencia en casos de mala conducta policial. Esto le permitirá dejar el estrés del proceso legal a un lado para poder recuperarse de sus lesiones. Se asegurará de revisar un análisis legal y planear una futura estrategia para el caso.
  3. Reunir toda la evidencia posible. Esto puede ir desde documentos, hasta informes médicos, audios, vídeos, testimonios o fotografías.
  4. Interponer una queja interna al Departamento de Policía. Aunque se aconseja hacerlo, también hay cierto escepticismo. Algunos consideran imprudente hacerlo, ya que puede existir el riesgo de que el acusado manipule o destruya pruebas.
  5. Presentar un reclamo dentro del periodo legal. Este procedimiento implicará que la defensa trate de utilizar su posición de agente de la ley para desquitarse las responsabilidades. 
  6. Cuando el juez haya tomado una decisión, si ha resultado favorable para la víctima, se otorgarán daños compensatorios. Estos variarán según la gravedad del caso y, en ocasiones, también incluyen daños punitivos.

¿Cómo Puede Ayudarle Adamson Ahdoot con su Caso?

Si conoce a alguien que ha padecido una situación de comportamiento ilegal por parte de la policía, le podemos ayudar. Nuestra firma de abogados, con más de 100 años de experiencia legal combinada, sabe cómo manejar estos accidentes. Nuestros expertos bilingües en casos de mala conducta policial se asegurarán de que obtenga la máxima indemnización por los daños ocasionados.

Disponemos de abogados que han manejado una gran cantidad de casos de conducta indebida de la policía. Con dedicación y entrega, están dispuestos a guiarle a través de este proceso. Desde el primer día hasta el último, pondremos todos nuestros recursos para conseguirle la compensación que merece.

¿Herido por una Brutalidad Policial? ¿Afectado por la Vulneración de sus Derechos? Podemos Ayudarle

Aunque en el Golden State hay muchos agentes de la ley respetuosos, éticos y entregados, también hay otros que no cumplen adecuadamente su profesión. A pesar de que la función de un policía es hacer cumplir con la ley, en los últimos años se ha dado voz a un problema de vulneración de derechos civiles: la mala conducta policial.

Vivir un caso de comportamiento inadecuado de la policía puede resultar estresante. La experiencia de sufrir brutalidad policial, discriminación, o uso excesivo de la fuerza por parte de un oficial puede dejar secuelas de por vida. Sobre todo si la víctima tiene lesiones personales de gravedad o, incluso, muere a manos de una negligencia policial.

No deje que el abuso de autoridad de un policía quede impune. Interponga su demanda contra el funcionario del estado hoy. Llámenos hoy al (800) 310-1606 si quiere saber más sobre cómo presentar una denuncia por lesiones personales. Le aseguramos que nuestro equipo le asistirá con la delicadeza y empatía que se merece.

Atención Personalizada

Nuestros clientes son nuestra máxima prioridad y ponemos todo nuestro empeño para obtener la mejor compensación.

CONOZCA A NUESTROS ABOGADOS

Especialidades Múltiples

Tenemos una vasta experiencia tanto en casos de Lesiones Personales y Derecho Laboral.

CONOZCA LOS CASOS QUE MANEJAMOS

Comuniquese Con Nosotros

Nuestro equipo está capacitado para asesorarle y ofrecerle las mejores opciones disponibles en cuanto recibamos información y evidencia de su incidente.

CONTACTANOS