¿Qué es una Lesión Devastadora? - Adamson Ahdoot LLP

Publicaciones

¿Qué es una Lesión Devastadora?

Home » Publicaciones » ¿Qué es una Lesión Devastadora?

Cuando una lesión deja a una persona incapaz de disfrutar de su vida como lo hacía antes del accidente, se considera un traumatismo catastrófico. Y aunque la mayoría de la gente hace todo lo posible por llevar una vida segura, las lesiones de gravedad pueden ocurrirle a cualquiera en cualquier momento. 
Cuando una víctima averigua qué es una lesión devastadora y las consecuencias que tendrá en el futuro, se dan cuenta de que se trata de una condición que les afectará a muchas facetas de la vida.

Estas lesiones puede dejar a las víctimas incapacitadas para trabajar o requerir asistencia y cuidados médicos de por vida. Independientemente de la causa de estos traumas, las víctimas tienen derecho a recibir una indemnización por los daños irreparables causados por la parte culpable. 

Presentar una reclamación puede ser todo un reto. La realidad es que, sin ayuda de un representante legal, el proceso puede resultar extremadamente confuso. Por esta razón, vale la pena buscar la ayuda de un abogado de lesiones personales para estos casos. 

Para saber si su traumatismo entra en esta categoría, analizaremos qué es una lesión devastadora, las demandas que puede presentar y cómo puede ayudarle un abogado a presentarlas.

¿Qué es Una Lesión Devastadora?

Saber en qué consiste una lesión devastadora puede variar según la condición. De hecho, la definición legal de este tipo de lesiones varía de un estado a otro. Sin embargo, por lo general significa una lesión personal que resulta en cualquiera de los siguientes:

  • Problemas médicos a largo plazo
  • Incapacidad permanente
  • Dificultad para mantener la misma calidad de vida que antes de la lesión
  • Disminución de la esperanza de vida

Una lesión catastrófica difiere de una lesión personal estándar en términos de escala y duración del daño. Los traumatismos no siempre son permanentes, pero pueden tardar meses o años en curarse. Cuando un incidente provoca lesiones graves que cambian su vida de forma permanente, se considera que es una lesión devastadora.

Las causas de los accidentes graves varían, desde incidentes vehiculares hasta condiciones peligrosas en el lugar de trabajo. Si decide contratar a un representante legal, este examinará la gravedad para ver si su traumatismo entra en la categoría de lo que es una lesión devastadora.

Cinco Tipos Comunes de Lesiones Devastadoras

Las lesiones devastadoras abarcan desde graves traumas físicos hasta trastornos mentales. Si ha sufrido una lesión de este tipo, es posible que necesite tratamiento médico exhaustivo, rehabilitación o terapia, o asistencia personal permanente. 

Las lesiones catastróficas más comunes son:

Lesiones Cerebrales Traumáticas

Una víctima que sufre una lesión cerebral grave puede experimentar el síndrome de enclaustramiento o quedar vegetativa. En otros casos, los pacientes pierden el habla o experimentan cambios drásticos de personalidad. 

Lesiones Graves de la Médula Espinal

Si un paciente sobrevive a un traumatismo grave de la médula espinal, puede sufrir debilidad muscular permanente y pérdida de sensibilidad en las extremidades. En el peor de los casos, las lesiones medulares conducen a la parálisis de todo el cuerpo, lo que implicaría cuidados especializados de por vida.

Amputación

Una amputación puede afectar drásticamente al modo de vida de una persona. Cuando pierden una de sus extremidades, es posible que no puedan volver a trabajar y cuidar de su familia. 

Quemaduras Graves

Las quemaduras traumáticas pueden provocar un dolor físico y emocional insoportable. Además, algunas víctimas quedan desfiguradas de por vida, lo que puede repercutir en su salud mental.

Pérdida de Visión o Audición

Cuando una persona pierde la vista o el oído, tiene que hacer varias adaptaciones. Necesitarán ciertas adaptaciones en su hogar para llevar una vida en cierto modo normal.

law firm statue

Factores Clave de una Demanda por Lesiones Devastadoras

Normalmente, al denunciar al responsable de un accidente que causó una lesión devastadora, también hay que aportar pruebas. Se debe demostrar que la parte perjudicada ha sufrido un daño debido al incumplimiento del deber por parte de la parte culpable. Y, con ello, aportar evidencia que justifique las pérdidas económicas causadas por la lesión. 

Deber de Cuidado e Incumplimiento del Deber

Si otra persona le causó una lesión devastadora, usted tiene derecho a responsabilizarla y presentar una demanda. Como demandante en una reclamación de indemnización por lesiones de carácter grave, debe demostrar que la persona que le causó la lesión tenía un deber de diligencia.

Un deber de cuidado representa la obligación legal de que una persona se atenga a una norma de atención razonable al llevar a cabo cualquier acción que presente un peligro potencial para los demás. Por ejemplo, un automovilista tiene el deber de conducir seguro con los peatones y otras personas en la carretera.

Además, el demandante debe demostrar que el demandado incumplió su deber. La infracción de una obligación puede producirse por las acciones de una persona, por ejemplo, por conducción temeraria. Si ocurre falta de acción, también puede constituir un incumplimiento del deber. Por ejemplo, no sustituir los neumáticos desgastados de un vehículo.

La causalidad representa otro elemento de una demanda por lesiones devastadoras. Los daños sufridos por el demandante deben ser consecuencia directa del incumplimiento del deber por parte del demandado.

Daños y Perjuicios

Además del deber de diligencia, el incumplimiento del deber y la causalidad, el demandante de un accidente de gravedad debe probar que la conducta del demandado le provocó una lesión devastadora. En los casos de lesiones personales, el término “daños y perjuicios” se refiere a una medida financiera del daño causado por el incumplimiento.

Hay dos tipos de daños: económicos y no económicos. Los daños económicos implican pérdidas tangibles, como la atención médica o los costes de rehabilitación. Los daños económicos también incluyen el coste de reparar los daños materiales resultantes del incidente. El demandante puede probar los daños económicos con facturas, extractos bancarios y otros documentos transaccionales.

Mientras tanto, los daños no económicos cubren el daño intangible del demandante debido al incidente y a la lesión. El dolor, el sufrimiento, el trauma emocional y la angustia mental entran en esta categoría.

No existe ninguna norma para asignar un valor económico a los daños psicológicos u otras pérdidas intangibles. El abogado de lesiones personales del demandante puede presentar documentación para probar sus reclamaciones. Esto incluye las opiniones documentadas de médicos, profesionales de la salud mental o expertos en materias relacionadas con la lesión del demandante.

En caso de muerte por negligencia, la familia de la víctima puede reclamar una indemnización por lesiones devastadoras por daños económicos, como la pérdida de ingresos y los gastos médicos del fallecido. También pueden reclamar daños no económicos derivados de la muerte por negligencia.

En algunos casos, las compañías de seguros harán una oferta de acuerdo. Sin embargo, estas ofertas pueden ser significativamente más bajas de lo que usted puede reclamar con éxito. Sin un abogado de lesiones personales que represente sus intereses, su lesión personal puede resultar en graves pérdidas.

Cómo Solicitar una Indemnización por Lesiones Devastadoras

Una vez sabe que es una lesión devastadora, deberá seguir los siguientes pasos para presentar una solicitud de indemnización por lesiones.

Prepare sus Documentos

Una vez que reciba el tratamiento médico adecuado, debe empezar a documentar todas las lesiones y daños que ha sufrido a causa del incidente. Algunos de los papeles que debe recopilar son las facturas médicas, el diagnóstico oficial, el pronóstico y una estimación del coste de los bienes dañados. 

También será de ayuda si tiene alguna prueba que pueda contribuir a que los representantes legales determinen la causa principal del accidente. Esta documentación servirá para establecer si la parte culpable fue negligente o no tuvo un cuidado razonable en el caso concreto. 

Estos documentos le ayudarán a crear un caso más fuerte y apoyar su reclamo de recuperación financiera. 

Intentar una Mediación

Si la parte culpable tiene una póliza de seguros, lo mejor sería intentar primero mediar con su aseguradora. Normalmente, los representantes legales recomiendan llegar a un acuerdo con la compañía de seguros de la parte culpable antes de proceder con una demanda o reclamación. 

Si usted y la compañía de seguros de la otra parte no pueden llegar a un acuerdo que satisfaga a ambas partes, el siguiente paso razonable sería acudir a un abogado.

Encuentre un Abogado de Lesiones Personales

Un abogado de lesiones personales le explicará qué es una lesión devastadora y determinarán si su lesión entra dentro de la categoría. Además, llevarán a cabo su investigación de descubrimiento para determinar el alcance de su reclamo. 

Normalmente, le pedirán los documentos mencionados anteriormente y otra información que puedan necesitar para construir un caso sólido. También pueden ayudarle a recuperar esas pruebas. Algunos de los factores que pueden tener en cuenta son las fotografías del lugar del accidente, los informes policiales, la vigilancia por circuito cerrado de televisión, las declaraciones de testigos, etc.

La contratación de un abogado no solo hará que el proceso legal sea mucho más fácil por su parte. También le ayudará a maximizar sus reclamaciones. Se asegurarán de que el jurado le conceda la indemnización que se merece, evitando ofertas bajas. 

Los representantes legales también se encargarán de que las víctimas tengan el apoyo que necesitan en el futuro. Utilizarán su pronóstico oficial para determinar el tipo de ayuda económica y tratamiento médico que necesitaría en el futuro. 

En otros casos, buscarán la ayuda de expertos médicos y económicos para garantizar que usted reciba una compensación justa.

Por último, contar con un abogado experto es garantía de que la parte responsable responda por su negligencia. Demostrar la culpa puede ser difícil para ciertos afectados, sobre todo si aún se están recuperando de sus lesiones.

Abogados con experiencia le ayudarán a navegar con éxito por este camino, orientándole a lo largo de todo el proceso de demanda. Desde la fecha de interposición de la denuncia hasta el juicio civil, su abogado de lesiones personales estará ahí para ayudarle.

Programe Una Consulta Gratuita Hoy

Supongamos que sufrió una lesión personal devastadora en Los Ángeles, CA. En ese caso, será beneficioso que obtenga la asistencia legal de un abogado de lesiones personales con experiencia.

Con Adamson Ahdoot, puede confiar en que los mejores abogados especializados en accidentes automovilísticos se encarguen de su caso. Nuestro bufete ofrece intimidad y atención detallada, así como aporta todos los recursos necesarios para conseguir el éxito legal. Estamos orgullosos de servir a una clientela diversa con sus casos de accidentes automovilísticos. Ofrecemos consultas gratuitas disponibles tanto en inglés como en español.

Somos una firma de litigios civiles de servicio completo con más de 100 años de experiencia legal combinada. Manejamos con éxito todo tipo de reclamaciones, incluidas compensaciones por lesiones devastadoras. Llámenos al (800) 310-1606 hoy para programar su consulta gratuita, o visite nuestro blog para obtener más información.

Atención Personalizada

Nuestros clientes son nuestra máxima prioridad y ponemos todo nuestro empeño para obtener la mejor compensación.

CONOZCA A NUESTROS ABOGADOS

Especialidades Múltiples

Tenemos una vasta experiencia tanto en casos de Lesiones Personales y Derecho Laboral.

CONOZCA LOS CASOS QUE MANEJAMOS

Comuniquese Con Nosotros

Nuestro equipo está capacitado para asesorarle y ofrecerle las mejores opciones disponibles en cuanto recibamos información y evidencia de su incidente.

CONTACTANOS